Mis pechos ...

Mis manos se eternizan vacas de ti amor rapaz de su palabra desde que germinaste entre mis sotos a modo de sombra concibes los troncos de los rboles como tu encierro en una encrucijada tosca que te hace desperdiciar mis pechos con manos y boca ausentes desvanecindote en esta ensoacin rezagada que resultamos... B

Opciones para esta obra:

(solo para usuario registrados)