De hombre...

Tu piel est embozada del hambre ms incendiaria y cautivante en una expiacin constante que requiebra huesos resignados prfugos de lunas inquietas soles desconocidos amaneceres intrusos huesos desahuciados de amor y de hombre sin pociones de violetas huesos fragantes de pena y olvido... B

Opciones para esta obra:

(solo para usuario registrados)