CRITICAS CRONICAS

CRITICAS CRONICAS. Tengo una amiga, que a su vez tiene una, no muy amiga que critica, segn dice, sus trabajos escritos, como si se tratase ella de la amante de su marido, (palabras ms, palabras menos). Intrigada, con esa curiosidad que a las fminas nos caracteriza, le pregunt por la consistencia de dichas criticas, Dame un ejemplo? le dije. Por aquello que se ha dicho siempre que: Crtica es crtica y no siempre es objeto de nuestro beneplcito, a lo que me contest sumamente molesta: Crtica es crtica, pero mira que los hay que critican por criticar. Como continuaba mi amiga Margarita (que as se llama), sumamente molesta, me ofrec a leer alguna de las crticas que le hiciera la mencionada no muy amiga, para as, poder ofrecerle la opinin que me peda y met mi criterio ms equilibrado en una maleta emprendiendo el viaje hasta el meollo de la cosa. Aposentndome en sus letras, le las crticas que mencionara Margarita y a mi parecer no tenan que ver ni un comino con el contenido, la estructura, la ortografa, ni con la mtrica, ni nada de lo que conllevara al anlisis de la crtica acadmica. Pero, como yo tampoco soy una erudita en la materia, busqu apoyo en mi computador personal (ya que se encuentra informacin de todo tipo). No qued conforme, debo reconocer, se dice toda clase de cosas en internet, desde que hay crticos que son escritores frustrados que drenan sus odios en lo ajeno; los que no soportan una coma fuera de lugar; los profundos, los intelectuales de oficio; los depredadores de lo ajeno; los sdicos de la crtica; los aduladores que todo ven bien y llaman -Maravilla- a cuanto lean para agradar al que ha escrito; los que adrede quieren caer mal; los que se toman al pie de la letras las metforas; los jueces que pretenden juzgar la moral; los ticos, los que no perdonan ciertos temas; los puritanos, los vengativos; los incapaces; los objetivos, etc.. Una y mil formas de criticar. Un tanto desilusionada de la opinin que pretenda formarme con el cumulo de informacin, decid buscar a un amigo profesor universitario, lingista, al que aprecio mucho por su intelectualidad y don de gente, plantendole luego de saludarlo, el tema que me ocupaba, el cual sin pensar ni un momento me dio la siguiente respuesta : Estimada amiga, muchos rabes no soportan a los judos y viceversa; muchos cristianos no soportan a los catlicos y viceversa, muchos negros a los blancos, muchos blancos a los negros; algunos fascistas a los comunistas; algunos gordos a los flacos, algunos flacos a los gordos; la realeza a los a los plebeyos; los hippies a los ejecutivos; los del Norte a los del Sur; los humanos a los vampiros y viceversa, y viceversa, y viceversa. Son muchos los que no se soportan y se quieren destruir y borrar de la faz de la tierra al que consideran su opositor o detractor. Pero, est el resto del mundo que es inmenso; que vive y deja vivir y cuya tctica es la de hacerlo sin dejar que su mundo se derrumbe por opiniones, culturas o puntos de vista, que no tienen que ver con ellos y que si tienen que involucrarse, no permiten que les afecte el hecho, y se compran un paraguas y lo ponen sobre su cabeza para no mojarte cuando llueve, y siguen con sus vidas. Dile a tu amiga que se compre un paraguas. Me quede meditando un rato sobre el asunto, apoyndome en la sabia senectud de mi amigo. "Ms sabe el diablo por viejo que por diablo" recordando el dicho (sabidura popular que llaman). Quizs tiene razn ese viejo adagio y el estimado profesor. As que me llen de valor y llam a mi amiga y le dije: Sabes qu? Cmprate un paraguas chica! Cmprate un paraguas! Y me qued como se queda mi perrita cuando escucha un relmpago, esperando que no me cayera encima el rayo. e bdez

Opciones para esta obra:

(solo para usuario registrados)