Ensueño Insular

En ocasión de ésta gala poética, se confabula la moraleja del Ángelus que persigo, y encarando líricos romances con donaires en pleno vuelo, surge deslizándose sobre el arenal, la grácil figura del Petrel Marino, su sombra escoltando la cita del ocaso. Fue el azar quién quiso anunciarse pregón inspirador de la perspectiva, qué aferrada al infinito dejó caer su telón de luz, promulgándose súmmum de aquella prolífera convergencia óptica... glorioso expósito atardecer. De serenada cualidad, tal fluida puesta escalda la letra humanizada, cual fantasma trasformador del asceta en virtuoso, y mientras pronuncia altiva su intrépida tonada ambulante, allí todo cuanto pretende tiene límite; pues ya aletargado, vaticina el reposo suntuario, ilusión que lo abisma al inframundo, para luego desprenderse inconmovible sujeto del desvarío en marcha al refinamiento del éxtasis. Tal propasada inercia somática, exalta el debate entre el bien y el mal; y por ser extravagante apogeo quimérico, su cetro es lo disimil; pues actúa ponderando el apócrifo despertar del subconsciente, y ensañando al delirio llega al iris vuelto diurno acontecer, vistiendo soleado halo excitante que renace hasta los más lujuriosos instintos. Y con ese sentir en las entrañaas, planta su génesis irreal, y dando un salto a ciegas forja la esperanza, navegando a través del labrado laberinto, que enmienda al tiempo tallado ideal solución, sutil arte paradójico de elegante arquitectura.. pasional concepto que reconstruye su fin. Y tal cárcel perdida en el recuerdo, pronto abandona la escena apresada, proyectándola ambientado vivaz neologismo... como el de aquella virginal rifeña danzante anclada al fabuloso ensueño que lo hizo despertar en Margarita 17.08..2010 8.8..3 16..3 7..3 10 9 8 7 6 5 4 3 2 1 . . . . . . . . . . + CeRo0O

Opciones para esta obra:

(solo para usuario registrados)