posesa

I. Habita un diablo que calcina la piel morena de tu entrepierna presencia liquida de irrefrenable maldad que derrite el polo de tus deseos. Vive all un arcngel proscrito en la cima de tu cltoris, torre perlada de viscosos anhelos, demonios de lujuria exploran el laberinto entre tus dedos jugando a la ronda acompasada de tus gemidos, gritas posesa, endemoniada y un frenes de mil poros voltea tus caderas al vuelo desesperado de tus dedos que profundo buscan en ti ese orgasmo que no llega, arremetes una y otra vez con la cadencia enajenada de un demente sintiendo los espamos comvulsivos de tu carne, gotas transparentes de cristal salpican el aire manchan las sbanas ases de veneno en el exorcismo feroz de tu sexo delirante. II... ...Quien atrapa los duendes lquidos que se escapan de tu sexo..? Separa las piernas, presiento tu locura, imagino audaces contorciones y morbosas caricias de dientes y uas de surcos en la espalda, lo que inventas con descaro, imagino tambin la rabia contenida drenando por tu sexo exorcismo de mil demonios impos habitantes paralelos del cosmos entre tus muslos. Separa las piernas desnuda tu alma unge con los delirios de sagrado flujo el deseo de los mortales y que quiebre en ti el bsico instinto de la perra en celo...

Opciones para esta obra:

(solo para usuario registrados)