Tu te quedaste...

T te quedaste en m como el tizn y la llama ardiendo hasta las cenizas para consumir las ramas T te quedaste en m como el agua que emparama los retoitos de lirios que nacen en las sabanas T te quedaste en m durmiendo en la misma cama acariciando la noche con sueos de madrugada T te quedaste en m como el silencio que calla para evitar la estampida. de unas inquietas palabras T te quedaste en m porque no te dije nada creyendo que la partida era solo una parada T te quedaste en m como la tierna mirada que se junta con un beso en la expresin ms sagrada Jose Angel Salguera Jocean

Opciones para esta obra:

(solo para usuario registrados)