asilo isla de tesoro

veamos cuando los aos caen debido al desgaste natural conocido como vejez ya nuestros maravilloso 5 sentidos han decados perdimos la fuerza que nos permiti ser padre trabajar y cuidar unos nios que vimos convertirse en hombre ; valindose de nuestro trabajo. lloramos con ellos muchas veces cuando nuestra educacin se habria de enfrentar a su rebelda . hoy que perdimos o mejor dicho que entregamos todos nuestros recurso somos tenidos a menos nuestra experiencia acumulada la ven como necedad buscamos colaborar pero ya nuestras manos temblorosa no soy las de antes el escritor colombiano grarcias marques en su libro memoria de mis putas tristes-expreso#168;ningn anciano olvida donde escondi su tesoro muchas familia adinerada olvida lo grandes de nuestros esfuerzos y nos lleva donde un asilo en ellos no los falta nada material gracias a la vocacin de las personas trabajas en ellos sin embargo no los sentimos llenos. la deprecion de sentir el abandono de nuestros seres queridos nos hace llorar sentir nuestro conocimientos enterrado en 4 paredes nadie nos valora y poco a poco vamos perdiendo el valor en nosotros mismos nuestros ultimos aos lo pasamos como en un sepulgro joven el mar de ruido y las olas de contaminaciones del mundo te hace sentir naufraga visita un asilo y si da recibira una riqueza que ningn ladrn te puede robar el gobierno no puede expropiar tampoco el comercio desvalorizar cultivara la paciencia te dara sombra el conocimiento regara tu vida la caridad podra decir entre pobre pero sali millonario ante dios yo di compresion encontr reflexin recuerda esta maxima donde esta tu ellos ya estuvieron y donde estan ellos algun dia tu puedes estar

Opciones para esta obra:

(solo para usuario registrados)