Un dia de estos, no se donde, ni como ni porque...!

Amanecio flotando en una hermosa vereda llena de escombros de rosas un poco unicolor despert entre los brazos de una vieja banqueta y con solo mirar a su alrededor mas nunca lo olvid comprendi cuan importante fue su cancin...! Se levanto con las manos arrugando la mirada y fue caminando incredulo y sin sensacin por momentos se dio cuenta de no recordar claro, nada que recordar! mas al fondo quizo rememorar aquella ultima tarde compr un par de abrazos ficticios! listo para encarar aquel absurdo despertar vi flotando las manos caidas de su madre y nunca podra olvidar la voz recia de su papa...! Desde las alturas contemplaba algunas mariposas fue tan fugaz y tan potente a su vez, aquella bandera desgastada por la abaricia, se fue haciendo pequea y cada suspiro mas y mas! Luego y muy a su pesar, perdi por completo su realidad y desde entonces fue lo unico que pudo soar...! Soaba desde ese dia con un piano de cola en un bar y se apareca tan deprisa una carta tintada en negro rasgada por las uas de la aoranza de no hacerlo realidad unos pocos canticos flamencos le paraban de frente a un altar despertaba sin saber que su pasado llegaba en cada nuevo palpitar sin pensar siquiera como tejia el futuro en cada ronquido a un solo compas....! En uno de tantos, fue abordo de un largo tren, sus vagones entrecortados por una brisa intransigente, le daban luces de aquel presagio tenaz! fue alli justo alli en un momento en detrimento, que comenzara esa historia de la hermosa vereda absurda, de aquel aroma de aoranza y de esos canticos flamencos de un magico altar fue asi como aquella bandera lo arrop hasta el final lo arrop tan profundo que su pequeo recuerdo ese que un dia lo despertaba en la realidad se convirto en un pasado, el pasado que un futuro veia llegar....!

Opciones para esta obra:

(solo para usuario registrados)