No quiero saber tu nombre...!

Como es costumbre como cada noche, Apaga entre sus dedos aquella vieja vela Fiel y luminosa de sus profundos pesares Que la encuentra cada noche sometida A la aventura entre las letras de Coelho...! Una vez terminada la faena se repliega Entre las sabanas humeantes de ella misma Cierra las ojos cual ventanas a la luna Y brota una espuma en el aire de su pecho Se encuentra perdida da tras da frente al altar...! Se despierta entre su noche y fuma Va a flote por el fuego de sus deseos Y llega a un punto en el ms exacto encuentro Ese donde no busca nada pero a todo quiere llegar Y es as siempre aventurera se encierra y no sale mas No quiero saber tu nombre le dice aquel amor No quiero ni pensar lo que imagina, susurra aquel don Y ella de un brinco le da muerte a aquel drama infernal Ese mismo drama que en cada amanecer la ha de despertar Ese mismo drama por el cual est siempre all sin estar...! Empieza entonces a sentir sus manos arder Se descuida en un instante entre sus muslos sin saber Va escuchando en sus gemidos, el camino al placer Comienza a gritar perpleja, y en sus labios se refleja El principio, el final, nunca nada mas fatal...! De seguidas un temblor inunda la calma Quizs sea l, quizs sea yo, todo puede pasar Es que entre sus dedos vive un clamor Es que por sus pechos se le ve pasar Esas suaves pinceladas que le quieren tocar...! En un instante aquella vela de testigo Comienza la luz a renacer del ayer Ese instinto feroz se revela y en las hojas de la novela Ya no hay nada ms que escribir, si mucho que pensar Se despierta el hambre que ruge sin compasin...! Ya de pronto se encuentra asomada en su figura Se calma la tempestad y regodea por la habitacin Un suspiro incandescente sin temor Se hace presente entre los dos y all justo all Una sonrisa brillantina de nctar Una blanca flor que se recuesta Es as no me digas tu nombre, Pero no despiertes nunca al fin...!

Opciones para esta obra:

(solo para usuario registrados)