La senda...

La senda que me toca cruzar todos los días En busca de mi casa, que está en la lejanía, allá junto a la mar Me llena de esperanzas, me entrega su armonía, me entrega sus olores de selva virginal El canto de las aves que habitan el lugar, el crí-crí de los grillos que saltan al pasar Me renuevan el alma me llevan a la paz me llevan a la calma me llevan al soláz Y todo ese conjunto de remanso fugaz, lo disfruto, lo admiro, tan solo al caminar Por la senda que un día sin duda y sin porfía, dejaré de viajar Autor:Damián Flores San Carlos de Zulia- Venezuela

Opciones para esta obra:

(solo para usuario registrados)