Madre Tierra...

¡ Oh !, mundo... que giras sin parar Tierra hermosa, casa inmensa, dada a la humanidad por Dios creador del universo como nuestro hogar Posees todo lo necesario para que nuestra vida sea lo más grata posible durante el tiempo que hemos de estar en ti, hasta el día que tengamos a la nada regresar Nos das todo, sin nada recibir a cambio, te agredimos y no pensamos en el daño que te ocasionamos Y tú, como toda madre abnegada soportas y perdonas las malas acciones de nosotros tus hijos a los que sin rencores ni odios después de nuestra muerte, en tu seno nuestros restos guardarás Madre tierra, benditas sea, por siempre jamás ¡ Sigue existiendo !... Algún dia, el hombre, cuerpo de tu polvo, sabrá hacer justicia y no te dañará ¡ Cuidará de ti por toda la eternidad !... Autor:Damián Flores San Carlos de Zulia-Venezuela

Opciones para esta obra:

(solo para usuario registrados)