Social

Con las manos color de trabajo, con el pecho ardiendo en el sol y la piel humeante al amor , sale da a da aquel buen hombre se asoma ante el mundo silbando una cancin cierra la puerta de una sonrisa intil, una sonrisa sin pasin. Sale corriendo entre el estruendo de la ciudad dan las 745 am, el humo sin pudor de manantial eleva la mirada insuficiente, seca su frente con fervor y all esta ella otra vez, cual sirena incesante, como estrella fugaz lo mira de reojo como quien no quiere ver le palpita desde los labios hasta la punta de los pies. El tren de media maana parte el encuentro en un simple dos mientras una lluvia de suspiros le acompaan sin clamor el va tambaleante entre la gente aplastante ante Dios ella respira despacito como que una que otra vez presiente que muri. Desde su torre la observa, y comienza a sentir como su espacio le invade, el se quiere ir corre las cortinas perfumadas y all esta una buena despedida un caf para seguir Ella es de Chiapas, Mexicana de verdad el de Caracas y ni sabe el porque, una tarde, de esas tardes de emprender calculaba desde una banqueta cual es la distancia desde el fracaso, hasta el xito que alcanz y fue entonces justo entonces ese olor, ese adictivo olor. Una Diosa sin celos, una sutil brisa como todo una flor con ese canto de voz, iluminada la plazoleta, sin porque ni razn y al ritmo del taconeo, a sus brazos tropez ella intil en sus tenazas, sinti un ardor de impacto, quiso desmallar y desde entonces nunca lo amo, nunca lo quiso, nunca lo pens Si, nunca lo amo, porque no crea que amar tanto se poda no crea que el querer era un poder super celestial nunca imagino, lo difcil que era domar toda su imaginacin el en cambio se miraba en las noches, y recitaba sin parar sus ojos se hacan agua, y su risa se esparca por todo el lugar. Aquella Vereda del Boulevard, le enseaba a el por que hua de su pas, lo entendi claramente y mas nunca se auto reprocho, era ella, solo ella y nada mas aquellas aves que en las tardes coreaban un vals de amor se moran al verlos no mirarse, y piropeaban la ciudad con su cantar... Es as daban las 4:30 pm una tarde mas de este encuentro, iba a llegar....!

Opciones para esta obra:

(solo para usuario registrados)