Ni en Días de Tormenta. Ni en días de tormento

Ya nada ni nadie puede arrebatar a Cristina su legítimo derecho a la existencia. Ni con los tormentos de la Diabetes tipo II, ni con las depresiones al ver el sol oscurecerse por las nubes, en los días de Tormenta. ¡Sal Cristina! Vive. Ni en días de tormenta. Ni en días de tormento. Cristina Victoria Leal.

Opciones para esta obra:

(solo para usuario registrados)