Hoy, 2 de Enero...

Hoy, podra haber venido al trabajo en mi deportivo nuevo. Haber llegado a mi escritorio escuchando la musical voz de mi secretaria; Y porque no, haber almorzado langostas acompaadas de un excelente vino francs. Hoy adems, Podra haber vuelto antes a casa, a encontrarme con mi escultural mujer en lencera, para contarle lo bien que marchan nuestras acciones y planificar nuestro siguiente viaje al Caribe. Pero bue... hoy, toda aspiracin muere definitivamente, con solo sentir el olor a poto que expele este vagn. Y todo, porque festejando ao nuevo, le puse aj de color a mi plato de lentejas.

Opciones para esta obra:

(solo para usuario registrados)