La sonrisa

Pierdo el rumbo en la pendiente Sueos turbios, realidades inauditas Que se mezclan en mi mente Dejando al ncleo perturbado La razn no es tu destino corazn. Flechando al sol, retando al tiempo Desuniendo lentamente nuestros versos Coplas yertas y fugaces Que se marchan como olas al secarse Arrullando nuestras costas Hasta borrar todos los rastros De un momento incendiado. Parpadeo que no ceja Fantasas que no se marchan mientras vuelan Manos incautas, pies con alas Vientre sediento Pecho en llamas, cuando hablas Uas clavadas arandome la espalda Las pupilas, los huesos y las entraas Hasta dejar solo jirones de m ser Mientras mis labios siguen sedientos por tu piel Arden mi sangre, mis ojos y mis engranes Colapsa el cielo derrocado por tu ser. Verso liviano, ente tibio, ave libre Sol oscuro, luna menguante, sueo fiel Mi existencia esta prendada de tu forma Merodeando tu silueta por mi alcoba Hoy he dejado atrs mi sombra y mi alarido Solo para escuchar de cerca a tu voz Persiguiendo enloquecido a esta realidad Que nos hiere y nos desquicia mientras nos mira de reojo Por en medio del cerrojo Y nos sonre con malicia.

Opciones para esta obra:

(solo para usuario registrados)