sigue...+ publicado en contin

EL Ojo DeL HuRaCÁN .1. Isla Agustín, Parque Nacional Archipiélago Los Roques. 06.12..2009 6.3..11 9..2 +11+ . . . 07.01..2010 8..3 +11+ . . . Once upon a time 1:01 am + Tal Zaratustra, una inadvertida ventolera departía su edificante discurso vaticinador, mientras yo izado en mi cándida hamaca sucrense, pendía envuelto de incertidumbres soliviantadas por aquel embravecido solsticio marino. Como supuse, la menguada luna ni apareció, ni la vi irse de pique en pos del rugido horizonte, pues malició toda la noche tras la imperiosa cerrazón, solapando aquel intempestivo augurio huracanado. Acurrucado en su chinchorro, un vernáculo lobo de mar, de cuando en cuando pelaba el ojo, ante la inclemente meteorología devenida inopinada tormenta... ...hasta que de pronto... Desorbitada ataraxia interrumpió el perverso temporal, haciéndole especie de torniquete al aire, fijado sobre nosotros inextricable. Cada instante sucumbía en mi como soplo idílico, conduciéndose tal venturoso eco robustecido por aquel desenfrenado fárrago viviente, inmortalizado mapa astral estibado con talante de filantropía celeste; castillete de esmaltada mansedumbre circunspecta, la cual rondaba antífona inefable; arraigada visión barroca, parsimoniosa barreteada torre del mutismo delirante, haciendo lucir insoluble e indivisible la regia languidez de la materia más oscura. Y así, sin dónde discurrir, inmóvil y encadenada, aquella sublime atmósfera se hizo diamantino alcázar simbólico; férrea enunciación de tono templario, elocuente y vigorosa como el invencible bastión, del erizado hurón proclamado Poeta. Supe entonces, el hercúleo enerve recobraría fuerzas desovillándose, quizás sin dejar piedra sobre piedra del raso islote aquel; pues tal laxo intersticio flotante abrió sus alas, y un ojo parpadeante afloró como sinuoso vientre eufórico, dejando entrever al estrellado cielo roqueño... ...sigue+ EL Ojo DeL HuRaCÁN .2. + 27.01..2010 9.1..3 010..111. . . trinomio . . . Once upon a time 11:11 pm + Prendida al infinito, aquella claraboya zodiacal se hizo éter inexcusable del intuitivo parsismo; Fausto Ormuz destellante, seráfica adoración sobrevenida erudita intemperie; pues tal pozo de ciencia, versaba próvida modernidad de dúctil profecía, flechándome encumbrada desde el cosmos. Trazada como apología estelar, aquella serie inscribía fe augusta, afianzándose al idílico amuleto accionado por el proscrito, quién empuñaba acentuada su devoción, convirtiéndola en cincel del designio; y así, modelando el vórtice del atesorado firmamento, revivió con esquizofrenia melancólica a Heráclito. Mientras yo rumboso puritano, me fui descalzado sobre el níveo arenal que bullía virulenta providencia, la cual pronuncié ser edénico mito del metafísico acontecer; pues la premiosa solemne bóveda celeste se taponaba, cuando un retinto nubarrón rezagado que precedía al Aquilón, despertó frígida la ventisca que musitaba cerriles hedonismos; y con perfume ultramarino, la encrespada resaca se pintó de espumas, y un limbo relampagueante sugerió guarecerme, o tolerar allí lo sobrevenido, que no fueron gotas, sino torzal de agua que todo tamboreó. Naturalmente zambullido en la bien posicionada angarilla, apenas me mojé, y mientras el indulgente oleaje atomizaba con tul tempestivo la alborada, un umbral irreprochable animaba ese garboso devenir; que no perdí de vista, dilucidando holgados convencimientos, levando mi ancla promisora, hasta verme desvanecido como ola sobre el esbelto escollo. Desbocada la paleta idealista, y cortesana la brisa, se deslustró privilegiada la vanidad, mientras un acaudalado trance Pátrio, nació como céfiro inaprensible de aquella gesta, valorada invencible alquimia lírica, prendida al ensoñador cendal galáctico que dejó entrever... EL Ojo DeL HuRaCáN conti...+

Opciones para esta obra:

(solo para usuario registrados)