Espacio sideral

Las vueltas que daba a la deriva, las que en un principio haban sido violentas, ahora ya no se sentan, no se saba con certeza si continuaban o ya se haba acostumbrado, como sea, esa molesta sensacin haba terminado. Lo siguiente por lidiar era el carente control de la nave hacia algn punto, los circuitos que prometen servir si son reparados, siguen de pie debajo del ventanal, pero una vez que se re establezcan contina el problema del destino Cmo saber el destino en medio del espacio sideral? Se haban preparado para una posible avera en los motores, incluso en perder el completo control de la nave siempre y cuando no se perdiera el rumbo trazado, pero haberlo perdido todo, en tan poco tiempo pudiendo haberse prevenido con tantos ensayos causaba cierto reproche que no dejaba al capitn pensar con claridad. En algn lugar del planeta tierra se deca que "la respuesta est en el silencio" as que apag los motores, -ya no le importaba si se desviaba ms de su posible camino- apag las luces y se tom la dicha de extasiarse con el paisaje sublime de las estrellas, de los soles y las distancias, de atesorar el silencio sideral que le permita escuchar el ritmo de sus vsceras, el arrullo de sus venas, el estruendo de la garganta al hablar, lo sutil de su parpadeo, comenz la sinfona de su cuerpo y con ella, el mundo a sus pies. Fin

Opciones para esta obra:

(solo para usuario registrados)