Mi amor inmarcesible

Hoy he tenido una epifanía, y aunque es inefable, intentaré expresarlo cual sonámbulo, en su universo onírico y etéreo: Estaba yo en limerencia tras haber pensado acerca de lo que tenemos, pensando en cuando nos vemos y escucho tu meliflua voz llena de elocuencia, imaginando cuando estemos juntos en nuestra nueva casa, viendo el arrebol del cielo, o la iridiscencia si hay un día de lluvia. Porque si es de noche, tu cálida luminiscencia, única para mis ojos, harían que mi mirada se desviara hacia tí. Aunque no sean boreales, estoy deseando ver las auroras contigo cada mañana, reflejándose en la incandescencia paisajística, atesorando recuerdos para que no exista un efímero momento de olvido, ni de soledad. A tí, mi serendipia sin desenlace. La dueña de mi época, mi amor inmarcesible. Para -A- (20-1-16) Ruymán Borges R.

Opciones para esta obra:

(solo para usuario registrados)