Tu, Yo... Nosotras

Yo, que creí que amor era eso que un día sentí y tanto dolió hasta que me rompió. Que sentí que me había convertido en hielo Porque amaba al invierno. Que veía pasar los días con mis manos vacías y el alma cerrada. Que no quería porque no quería que me quisieran. Tú, que caminabas por ahí sin notar que a veces te miraba -no me juzgues- hay partes de ti a las que nunca pude desviarles mi mirada. Que un día invadiste mi cuerpo y ya no hubo manera de sacarte ni de ahí ni de mi mente. Que me hiciste soñarte desnuda, empapada, arriba, debajo, conmigo. Que la noche que te subiste en mi conquistaste hasta a mis miedos. Que cuando sonreíste alumbraste la habitación y hasta los rincones más oscuros de mi interior. Que me hiciste amarte antes de amarte y después de desearte. Que armaste mi alma en plena oscuridad y fijaste cada pieza con besos. Que me hiciste indestructible, giganta. Que eres sueño y deseo. Que estas aquí y jamás te dejare ir. Tú, que eres todas en una y son todas para mí. Para ti, que vi tan imposible pedirte que te quedaras para siempre, y ahora para siempre parece tan poco tiempo.

Opciones para esta obra:

(solo para usuario registrados)