A ALONSO DE ERCILLA

Incorpórea huella nos gravaste, Ercilla, de extravagantes formas, inconfundibles, en el peninsular terruño y en América; que todo tu legado nos acaudilla. Oceánico regalo entrecomilla los límites de los indios susceptibles, continuando frente a historia su quimérica visión, de los hombres raíz y semilla. Aquel Chile descubriste, y expediciones por más de medio planeta realizaste. Don Alonso, la “Araucana” nos propones tras combates signados que ocasionaste. Aparatoso invento el de la epopeya, porque tú con tu arte no te desligaste de lo que nos ha llegado exacto de ella. Autora: Silvia Patón Cordero (Con la colaboración de Héctor, Alberto Robles y Vicente).

Opciones para esta obra:

(solo para usuario registrados)