POEMA SATÍRICO AL AMOR

A los que me ayudaron a componer estos versos. Ballestero que de oro exhibes las flechas, fatigoso contrincante, fiero amigo, sin cabalgaduras el arresto lo echas y se hunde en carne indefensa y sin abrigo. Recursos agolpas en viras estrechas; que el absurdo disparate me es testigo de que tan despreocupado no me acechas, sino incorregible en tu franco castigo. Desalmado te maldijera, y por hueco, figurándome que devanas madeja y cortas los hilos con tu ademán seco, al no hacer mudanza de tu palabreja. La pretensión se asoma a tu pecho enteco; que brusca te pretendiese, y a tocateja, por apremiarte incluso omiso o reseco. Autora: Silvia Patón Cordero

Opciones para esta obra:

(solo para usuario registrados)