OBJETO DE LA PROHIBICIÓN

Han colaborado en este poema Alberto R., Vicente y Héctor. Objeto de la prohibición, amargo candidato por juramento común; argonauta de imposible navío Argo, pues que me devastas igual a simún. Delibero y pienso que sujeto a amarras siempre inoperante debo definirte, perjudicando alianza y eventuales arras; a elementos burla en que constituirte. Por señor quisiera acreditar tu impronta y aquel carácter íntegro de tu entrega, que esta conciencia rejuvenece y atonta cual si faltase práctica a un estratega. Destinatario te veo, moderado por tanto sentimiento que en sí se pliega: en todo eficiente, mas nada adecuado. Autora: Silvia Patón Cordero

Opciones para esta obra:

(solo para usuario registrados)