ENCONTRÉ EL LUGAR DONDE VIVES

No hace falta mirar más allá para ver lo que se esconde en las miradas, basta de confiar en simples palabras y promesas dichas por la emosiones de la boca y no del corazón. Los hechos están manipulando mi mente por saber donde se encuentra la estrella caída de una noche. Brillas en mi mente como el sol y eres hermosa como la misma luna en plena primavera, adornada de flores multicolores, y llenando de aromas mis ilusiones. Pero la vida renace como árboles dando sus frutos y escondiendo las tristes imagenes que dejó el otoño pasado en el colapso de nuestro amor, las mariposas del campo aprenden a volary su espectaculo adornan este mundo donde me escondo, y solo existo yo. Dónde encontrar la sinceridad? Si solo te mienten y quizás, solo quizás tal vez dicen la verdad de ese solo momento, que tu sabes que no durará, pero no quieres saber la cruda realidad y entre palabras no sé lo que dices, y así yo no quiero jugar, ya no me quiero engañar más. Y si me vuelves a decir lo que sientes; y es de verdad, tal vez estarás aquí para siempre, pero este amor con fantasías se convierte en una nevada de la cuidad más fría, donde solo quedaron fotos para volver los recuerdos mágicos de viejas noches tibias, que nacieron en una infancia cuando aún dormías. Aunque nadie lo crea pienso sin parar para volver a encontar la felicidad, que en algún lugar dentro de ti debe estar, pero sin olvidar donde siempre te voy a encontar, y allí resolví mi misterio, por que tú estás dentro de mi, y allí es donde está mi felicidad. Rubén Darío

Opciones para esta obra:

(solo para usuario registrados)