"Maruto" (Ombligo)

El grano de arena adormecida en tu vientre, me saludó desde dentro de tu saludable ombligo ... en inmejorable castellano. ... Y yo en vértice del horizonte, donde en picada una gaviota procura su alimento. Por cada grano, un sistema interconectado de ti ... de tu forma ... de lo que eres al fin y al cabo... carne, piel edulcorada brevemente para que no sobre nada. El grano de arena finge no verte, ni estar allí, pero el fulgor de hadas, doradas de luz ... te resplandece ... y el castellano se hace presente desde la profundidad del lazo que nos une. P.D.: Para la Princesa, la hija del Rey

Opciones para esta obra:

(solo para usuario registrados)