"Canas"

La ola que se asoma por tus miedos me da al cuello y casi que me ahoga, no es mar la calma que espero, ni terso el piso de rocas. La ola que retorna por tus caderas me da al sello de lo prohibido, no es cresta la mar embravecida, ni luto el espejo del olvido. La ola que se asoma por tus miedos me sonrie, me mira, me esculca y se amontona en las cienes como el plata del recuerdo.

Opciones para esta obra:

(solo para usuario registrados)