CUBRIRLO TODO

Este es el camino: apenas con huellas, a veces con luz y otras en tinieblas, con lluvias muy fuertes que a mi piel refrescan, con un sol candente que siempre despierta; con rocas y escollos cada vez más grandes para mi destreza. Sinuoso y angosto, a un lado montaña del otro un abismo me mantiene alerta. Descanso el camino y renuevo ideas. Todo lo que aprendo, todo lo que enseña y reanudo el paso siempre cuesta arriba... vuelven las tinieblas a cubrirlo todo, no hay quien me detenga.

Opciones para esta obra:

(solo para usuario registrados)