Siempre hay una luz

Con la soledad se puede seguir amando Con el abandono se puede seguir amando Con la enfermedad se puede seguir amando Con el dolor se puede seguir amando Con las debilidades se puede seguir amando Con los dias en tinieblas se puede seguir amando Con el autoestima destruida se puede seguir amando Con la sonrisa apagada se puede seguir amando Si pudieras ver el esplendor en el Sagrario! Si me buscaras en el silencio con amor! Si no rechazaras mi palabra! Si me encontraras en la oracion! Para llegar a la luz, hay que saber amar a Dios! T├│mala como un regalo y gu├írdalo en tu coraz├│n! Abre tu puerta, que Jes├║s est├í tocando! Si caminas con Jes├║s siempre ser├ís amado! Jesus es tu luz! Jesus es la vida! Jes├║s es la paz! Al abrir los ojos descubrir├ís un paraiso! Al recibirlo, tus vestiduras ser├ín blancas! Su fragancia sant├şsima ser├í un sello de amor! Algo tan humilde que no se ve pero que vive! Siempre hay una luz, es Jes├║s que nace en ti! JESUS ES LA LUZ DEL MUNDO Rosa Maria Reeder Derechos Reservados

Opciones para esta obra:

(solo para usuario registrados)