La sirena de mis sueños

Mírate, allí, con esa dulzura madurada, con el alma tejida de memorias, siguiendo la enseñanza sentida, ejemplar, con una sensibilidad de otro mundo. El universo puso estrellas en tu piel, mar en tu mirada, y fuego en tu corazón, para que un capitán de sueños perdidos quizás pudiera encontrar en ellos el camino, llegando hasta tí, oyendo esa voz que susurra, que acaricia y atenaza, que acoge pensamientos, como una sirena de sueños ahora encontrados. Quién pudiera acompañar tus pasos cuando el sueño llega, qué suerte soñar si es cerca de tí, leyendo el mapa de tus estrellas, y tus dibujos llenos de sentimiento, la historia de tu piel, tu espíritu de la felicidad. Para tí, -L-. Un alma bonita (RBR - 19-3-18)

Opciones para esta obra:

(solo para usuario registrados)