El Último Verano

Me conseguí con todas las estrellas entre las manos y en ellas los sueños perdidos, los Veranos… Dos brillan más que las demás y tras las Cascadas oscuras se ocultan, misteriosas, inseguras como la hermosa Luna, cómo se hicieron realidad las fantasías que pensé ingenuamente locuras. El Viento sacude las Cortinas dejándome entrever todo lo que he anhelado en esta vida, las Poesías están a mi alcance, finalmente está aquí la Brisa, finalmente puedo beber de los sueños que creía sólo existían en mis pensamientos y que terminaron por salpicar también esta Tierra. Sólo hacen falta dos Estrellas para viajar lejos, al asteroide del Principito, al país de Nunca Jamás, o al lugar donde mora el amor de un niño, al lugar donde nada más es incierto. Allí desperté, en el último Verano felizmente atrapado entre cientos de Soles, sin importar los bemoles, sólo sé que te amo.

Opciones para esta obra:

(solo para usuario registrados)