Los amores de un cuarto de siglo

Los amores de un cuarto de siglo, han sido, fueron y ser√°n lo que siempre he querido. ¬† Siempre alerta atento y al pendiente ha sido este servidor de entre los hombres el m√°s ferviente ¬† y no pregono felicidad en su ausencia pues ¬°qu√© tonto!, ¬°que falso! y ¬°que profano! ser√≠a yo si por presunci√≥n y con mascara en mano enga√Īar a quienes me rodean quisiera. ¬† M√°s aclarar en este momento quiero que cuando me enamoro quiero, respeto y adoro a quien a mi lado diariamente a√Īoro ¬† He sufrido¬†y he gozado incluso... en el amor... al amor he destrozado ¬† y no soy digno¬†por mis malas acciones, falta de valor, decisi√≥n, ¬†y firme fortaleza en el amor, disfrutar de sus mieles¬† de los pies a la cabeza. ¬† Mas debo agradecer jurar y respetar las memorias de las musas que a mi vida han dado valor, amor, confianza, val√≠a dulzura y muchos ratos de tristeza ¬† y no lloro, ni reclamo por este cuarto de siglo que con amor y sin amor ¬†termina ¬† vivo firme y no apresurado con las decisiones que d√≠a a d√≠a en sus ¬†ense√Īanzas ¬† la vida me ha mostrado. ¬† Otro cuarto de siglo con amor¬†y sin amor vendr√° y ser√© yo, el mismo enamorado certero y herrante que a la vida aferrado va como sublime caminante. ¬† Oct. 2010

Opciones para esta obra:

(solo para usuario registrados)